Ha sido el año 2018 un año muy intenso de duro trabajo, con muchas y buenas experiencias vividas, que ya toca a su fin con la satisfacción del trabajo realizado y bien ejecutado. Con la creencia de no haber fallado a nadie.

La Ley de Contratos cumple un año de su aprobación y publicación, todavía no de su entrada en vigor.

Es una ley que está todavía echando a andar, cuya puesta en práctica se ha visto en gran medida disminuida en el presente año por la celeridad en contratar llevada a cabo con carácter general por los órganos de contratación antes de la entrada en vigor de la misma, esto es, antes del pasado 9 de marzo.

El año 2019 se plantea como un año lleno de retos personales y profesionales, en el que pido solamente que la salud nos acompañe a todos/as y en el que verán la luz nuevos libros; nuevos monográficos dedicados al primer aniversario de la nueva Ley; nuevos proyectos e iniciativas; y en el que trabajaremos para la consolidación de otros proyectos e iniciativas ya puestas en marcha en el curso del año 2018; enfocando nuestro trabajo diario con honestidad, transparencia, excelencia, calidad, eficacia, eficiencia e ilusión, como señas de identidad de esta firma, que se consolida y avanza ya hacia la internacionalización.

No son fechas para hablar de contratación pública. Son fechas para estar en familia y para desear lo mejor.

Son fechas también de recuerdo y agradecimiento, por ello quiero desde estas líneas mostrar mi agradecimiento a todas aquéllas personas que confiaron en mi trabajo y también a las personas que me han ayudado en esta nueva etapa.

Desde estas líneas también quiero anhelar lo mejor para todas aquellas personas que se hayan acercado hasta las mismas, deseándoos unas MUY FELICES FIESTAS Y, SOBRE TODO, UN SALUDABLE Y MUY PRÓSPERO AÑO 2019.

Anagrama de Jaime Pintos Santiago